jueves, 9 de julio de 2009

Otra maravilla escocesa

Tras pasar algunas horas de la ceca a la Meca por Tarland subiendo y bajando laderas, corriendo tras algún conejo que otro que se ponía a tiro de risotada de mis hijos y con un calor increíble para esas latitutes, llegamos a otro lugar de ensueño, embrujo y hasta de éxtasis total.

Este bosque perdido y con la historia sobre el famoso Rob Roy de fondo me recordó a unas palabras que dijo Juan Pablo II cuando llegó a Covadonga, que no se si son ciertas pero lo que si son, es preciosas........ creo que dijo "nunca me he sentido tan cerca del cielo". Bueno pues yo aquí me sentí, si no ya en el cielo si en la séptima gloria...

Para llegar a este paraíso, después de una buena caminata en medio de un bosque, hubo que pasar por este pasillo de rocas........





















Que nos llevó a ver esta cascada, en la que según la leyenda el mítico Rob Roy se escondió escapando de los sassenach.
























Y acabar sacando esta foto de la cueva que había detrás de la cascada ...........


1 comentario:

dangerouspiper dijo...

que envidia... para el año que viene espero tener ya la cama montada en el coche y prentendo subirme hasta Escocia con el coche... este año nos quedamos en Bruselas...

Supongo que sabrás quién soy por mi nick... pero por si acaso me llamaste hoy a las 15:30 más o menos ;p...

Te dejo el enlace de mi blog (y de mi hermano) para que nos sigas también http://blogs.altuxa.com/gyg/