jueves, 14 de mayo de 2009

Avilés is different. Yo soy de pueblu

Si hay una ciudad en Asturias que rompe todos los moldes, esa es Avilés.
Esta ciudad milenaria que en los años 50 fue la cuna de la industrialización, se configura con una amalgama de ciudadanos de toda España que son los que le dan esa idiosincrasia tan particular que tiene.
Ciudad en la que se celebran actos tan ajenos a su cultura, como la Feria de Sevilla o San Isidro, y que alaba poner pistas de Skate (patinete), parking (aparcamiento), parche (en vez de plaza), boutique o delicatessen, tacha a la toponimia asturiana de “así lo dicen los que vienen de los pueblos”…..
Dan la sensación de ser ciudadanos de una metrópoli, en vez de una Villa, a los que lo que piensen sus "colonias" les trae al pairo.
A algunos nos encanta el poder ir a Gijón, Candás, Luanco, Mieres o Luarca y escuchar sus acento, y a la vez poder hablar como a una le enseñaron, osease con el acentu playu de tener una guela de Cimavilla, y no tener que esconderlo.
Así que por una vez, y para que no sirva de precedente, estoy de acuerdo con la nueva toponimia oficial que designa a los lugares del Concejo de Avilés.

5 comentarios:

Fernando del Busto dijo...

Y eso que la presentó tu conceyal preferido...

Alicia dijo...

Por eso he escrito "y para que no sirva de precedente"

:-P

AnnieChristian dijo...

¿Los cambios que originen la nueva toponimía se pagarán con lo del plan E? No es ironía, es que me parece una mejor inversión que las obras del tramo de La Cámara que ha sido una cosa totalmente precipitada como demuestra la planificación que se había hecho de la zona azul.

Alicia dijo...

Vamos ver cielu.
Yo a la mi eda y no soy tan viella, me venga pepin de celes o jesusin de salinas, no va a contaime que les meanes fue toa la vida Las Meanas. Eso seriai pa el, que venia de salines, que toa la vida fue salines, aunque agora quienranme llamailo Salinas.
Y cambiando el torno. Si el Principado tiene dineros para quitarlos de la Ayuda a la Maternidad y ponerlos en ayudarte a comprarte un coche, y si tiene 25 millones de euros para hacer una obra que todavía ni dios sabemos para que sirve (Niemeyer) y tiene 18 mil euros para un tarjeta que no va a usar ni dios (tarjeta Deporte Avilés) y tiene una pasta gansa para pagarle al Caicoya para dirigir algo que todavía no existe.
Creo, en concordancia con mis principos, que cueste lo que cueste podrían gastar unos euros, en denominar mi ciudad como es digno.
Les Meanes siempre son Les Meanes, aunque a alguien de Albacete, Zamora, León, Murcia o Granada, le siente mal.
Lo siento. Pero yo no me meto ni con sus denominaciones, ni con sus costumbres.

Manuel Colero dijo...

Yo soy de Castrillón y cuando íbamos a “la villa” aparcábamos en “les Meanas” a pesar Luis María.